Cámaras para coche

Las cámaras para coche son potentes dispositivos que, a pesar de sus reducidas dimensiones, graban en Full HD, disponen de un gran ángulo de cámara zoom 4X y visión nocturna. Las cámaras espía coche resultan adecuadas para colocarlas en el salpicadero del coche y poder hacer seguimientos de los vehículos que circulen por delante del vehículo que lleva instalada la cámara. También pueden usarse como cámaras de vigilancia para el coche para registrar las infracciones de los vehículos precedentes, dejando constancia en caso de accidente o de maniobras o incorporaciones incorrectas. Incluso la cámara oculta para coche puede acompañar a su propietario en sus momentos de ocio grabando sus rutas e inmortalizando paisajes. Se utiliza conectada al mechero del vehículo en el que se instale o conectada a una batería auxiliar, lo que permite al usuario resolver posibles problemas de autonomía. Pueden grabar dentro de un vehículo en movimiento o estacionado. De este modo y activando la función de detección de movimiento la cámara grabará cuando se produzca un cambio en la imagen. Con ello se consigue ahorrar espacio en la memoria micro SD de hasta 32 GB, que soporta la cámara, y se evitan grabaciones sin interés informativo.